lalablu

¿Un vestido o dos? Muchas novias, cada vez más, siguen la tendencia de optar el día de su boda por un segundo vestido de novia.

A la hora de elegir un segundo vestido, intentamos buscar sentirnos más cómodas y elegimos looks más informales que para la ceremonia y comida/cena ya que podríamos decir que esa es la parte de la boda más “protocolaria” de la boda. El cambio de vestido de una novia normalmente se produce antes de comenzar el primer baile, para posteriormente poder disfrutar de la fiesta.

Ya sabemos que la elección del vestido es uno de los puntos más críticos para todas las novias, aquí empiezan las dudas, un vestido largo, corto, con sobrefalda, satinado, con flecos, encaje… mil y una opciones para elegir lo que mejor encaja con nuestro cuerpo y forma de ser. Como siempre, nosotras aconsejamos que las novias se decanten por aquel con el que se sientan ellas mismas, cómodas y que de una forma u otra, se vean reflejadas en el “total look” que lleven ese día.

Y por eso, vamos a ver diferentes opciones para elegir un segundo vestido de novia.

Cortos

 Sin duda, los que más libertad dan a la hora de estar cómodas. Y si lo combinas con estampado o un toque diferente, ¡es lo más!.

Vestidos de Isabel Zapardiez y Oscar de la Renta

Visto en Pinterest

Sobrefalda 

 ¡Combinación perfecta! Tanto como para falda como para pantalón es una buenísima opción para darle un giro a nuestro look.

Vestidos de Galia Lahav y Naeem Khann

Vestidos de Oh que Luna y Pronovias

Con capa

 Muselinas, mantones de manila o encajes, todos encajan a la perfección.

Vestido de Lorenzo Caprile, Luisa Beccaria y visto en Wedding Inspirasi (vestido de Yolan Cris)

Visto en Estudio Montse Campings en Hochzeits fotografie

Varios (brillos, flecos, satinados…)

 Se puede jugar con diferentes texturas, efectos, formas… Permítete un poco más, porque ¡todo vale!

Escrito por: Sara Giménez

Comparte

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
lalablu

Deja un comentario