lalablu

África, tierra llena de magia

¿Qué hacemos con el viaje de novios?, ¿qué te apetece, turismo o descansar?¿y si nos vamos a África? Pues desde LalaBlu, te decimos que es la opción perfecta.

Son muchos los destinos en los que piensas cuando organizas la luna de miel y muchas las cosas que hay que tener en cuenta para tener el viaje perfecto. Hay que pensar en la climatología, la época del año, los transportes, accesibilidad y restricciones de algunos países, tratamientos médicos y vacunas entre otras.

El viaje de novios es una experiencia inolvidable e irrepetible, nunca habrá uno como ese. Lo vives con un nivel de felicidad y entusiasmo que francamente pocas veces se repite. Todos aquellos que hemos elegido viajar a África, estarán conmigo en que es diferente, mágica. Sus habitantes, que a pesar de tener muy pocos recursos a nadie le falta una sonrisa; su riqueza natural y animal hacen de esa tierra un verdadero paraíso.

Nuestra recomendación empieza por un Safari por Kenia. La primera parada sería el Parque Nacional de Aberdare, donde podréis encontrar una laguna natural a los pies del hotel The Ark habitada por varias manadas de elefantes (y nosotros tuvimos la suerte de encontrarnos con un leopardo).

leopardo sabana
hotel the ark
elefante en la laguna
laguna elefantes

El siguiente punto en el itinerario sería el Lago Nakuru, pero antes os recomendamos pasar por la linea del ecuador, un espacio singular donde os harán una exhibición del efecto coriolis. Posteriormente también es obligatoria la parada en Thomson Falls, cataratas que tomaron ese nombre en honor al padre del explorador escocés que las descubrió, al buscar una ruta alternativa para llegar a las Cataratas Victoria. Durante todo el recorrido hasta llegar al lago, conoceréis el Valle del Rift. Con unas vistas preciosas y un desnivel más que considerable, se abre paso una extensión de aproximadamente 5000 kilómetros.

linea ecuador
valle del rift
thompson falls

Ya en el Parque Nacional Lago Nakuru, podemos encontrar la mayor concentración de flamencos del mundo (en época húmeda) y la posibilidad de encontrar al rinoceronte negro. También hay gran variedad de especies (cebras, búfalos, gacelas, impalas), la verdad es que ver a los animales en libertad y en plena sábana africana no tiene palabras.

lago nakuru
mono lago
atardecer lago nakururu
montaje lago

Masái Mara es otro de los indispensables, conocer en primera persona su cultura, sus gentes y sus paisajes teñidos por la arena del desierto es más que obligatorio. Hay infinidad de poblados, y algunos de ellos ya estan muy preparados para turistas (mucho souvenir y para mi gusto algo guionizado, pero bueno, al margen de eso, la experiencia de poder conocer un poblado, fue muy positiva). Puedes ver sus casas, te explican sus rituales, su forma de vida, tú no puedes hacer otra cosa que permanecer totalmente atónito mientras que miras a tu alrededor, hasta que llegas a asimilar todo lo que te explican. Pero quizás lo más asombroso y lo que les hace totalmente diferentes al resto del mundo, es que mientras te hablan y te explican como son sus vidas, no dejan de sonreír, aún no teniendo nada, es muy abrumador.

poblado masai
poblado masai

Dejando atrás los poblados, La Reserva Natural de Masái Mara es un un espectáculo de vida. Tuvimos la gran suerte de ver a los 5 grandes de África (León, Leopardo, Rinoceronte, Elefante y Búfalo), pero a parte de estos, pudimos ver muchos más: hipopótamos, guepardos, ñus, chimpances, cebras, jirafas… toda una suerte.

leopardo arbol
leones
sabana africana
ñus
jirafas en laguna

Ya de vuelta a la capital, Nairobi, hay que visitar sus lugares más emblemáticos y disfrutar en Carnivore de una cena muy pero que muy exótica.

menu carnivore

Acabada la parte del Safari, una muy buena opción es elegir un destino de playa (Maldivas, Seychelles, Zanzibar), nosotros nos decantamos por esta última para poder hacer inmersiones de buceo en Nungwi, un paraíso natural con una biodiversidad marina que te deja sin palabras.

playas arena blanca

Y durante esos cortos e intensos días, hay que intentar descansar para volver a la realidad después de un viaje de novios inolvidable y mágico, porque sin duda África, es mágia.

Texto y fotografías Sara Giménez

Comparte

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
lalablu

Deja un comentario