Nosotras
lalablu

Nosotras

lalablu
lalablu

Fundadora y Directora

¡Hola! Soy Nuria y allá por el 2012 me lié la manta a la cabeza y cree yo solita todo esto. Me han preguntado cientos de veces cuál fue el motivo de ponerle ese nombre tan raro, LA-LA-BLU. Lo cierto es que si te cuento la historia seguro que te decepciona, porque es mucho menos interesante de lo que crees.

Nací en Asturias y viví allí durante 25 lluviosas primaveras. En 2007 me mudé a Madrid, ciudad a la que amo y me corresponde. Dicen que soy endiabladamente analítica, amante de los numerajos y que tengo mentalidad de empresaria. Entre tú y yo, creo que exageran.

Me aterran los búhos y adoro caminar descalza por el césped. Uso tenedor para comer tarta, porque es mucho más práctico. Soy poliédrica, pero no complicada, más sensible de lo que parezco y se me conoce muy fácilmente.

¡Bienvenida a LalaBlu!

lalablu
lalablu

Wedding Planner & Designer

¡Hola! Soy Sara, la mano que mece las bodas en LalaBlu y tengo que confesarte algo: ¡se me da fatal hablar de mí misma! ¿A ti también te pasa? He repetido esta descripción decenas de veces sin encontrar las palabras que mejor me definen, pero eso también demuestra que no me rindo con facilidad.

¡Me encantan los bodas! ¡desde siempre! Es un día que no se olvida, te lo aseguro. Tras cinco años en LalaBlu, llegó mi gran día ¡y liamos un buen sarao! Desde entonces tengo la enorme suerte de poder revivirlo un poco, a través de las bodas que organizo en cada nueva temporada. 

Me gusta la naturalidad, la sencillez y las cosas de verdad. Soy muy fan del verano y de todo lo que contenga una más que generosa cantidad de azúcar. No podría vivir sin mi agenda, ¡lo llevo todo, todo, todo anotado! Si nos conocemos, comprobarás que la consulto continuamente.

¿Nos tomamos un café? ¡Estoy deseando conocerte!

lalablu
lalablu
lalablu

Maestra de Ceremonias

¡Hola! Soy Tamara. Soy inquieta, pienso de forma divergente y me ilusionan las pequeñas grandes cosas. Me definen como un cohete, pero también tengo una parte tímida y melancólica que transmito a través de la escritura.

Creo que cuando era pequeña, ya fui mayor. Digamos que ahora siento la vida de otra forma. Conozco a Nuria desde el primer día de párvulos. Nuestra creatividad nos llevó a mil juegos desde entonces. Nuria coordinó, decoró y se encargó del atrezzo de todos ellos. ¿Imaginas cuál era mi parte? ¡Exacto! Yo me encargaba de presentar y dinamizar. Por separado, éramos buenas; juntas, apoteósicas. Igual que ahora. Junto con Sara somos un equipazo.

En varios ámbitos y con personas muy diversas, soy facilitadora y me encanta todo lo que implica para mí: conectarlo y comunicarlo; siempre con perspectiva de género y con toda la emoción.

Encantada de saludarte.

  • Nos mencionan